0-The-Village-Buried-by-Erupting-Volcano-Board-low-02

#Frida, el lenguaje maya y Joya de Cerén

Art, El Salvador, Frida Larios, Graphic Design, New Maya Language, Washington DC

Publicado el 13/08/2014 a las 11:31:43 por Miguel Huezo Mixco, de su blog El Amigo Imaginario de el periódico ElFaro.net

Mural de Frida Larios en Joya de Cerén

Mural de Frida Larios en el Parque Arqueológico Joya de Cerén

El patrimonio ancestral necesita reinventarse, o muere. El diseño, por su capacidad de síntesis y de elaborar, interpretar y crear realidades, es una poderosa herramienta para representar y reanimar nuestro pasado. Con estos fines, Frida Larios ha creado un “nuevo lenguaje maya”.

El pasado no es un lugar “sagrado”. Los dioses no inspiraron a los creadores del Templo del Gran Jaguar, en Tikal, ni a los escultores de las estelas de Copán. Tampoco a los artesanos de Joya de Cerén. Lo “sagrado” se vuelve intocable y solo un grupo de elegidos goza de la potestad para cambiarlo. Ese tipo de ideas producen conductas arbitrarias.

La demolición del mural de Fernando Llort, en 2011, se intentó justificar diciendo que contenía signos ajenos a la tradición católica, y se acusó al artista de promoverse comercialmente, como si eso fuera pecado. Hay que ponerse alerta cuando se pontifica en nombre de la religión o de la ciencia…

Es conveniente recordar aquellos tristes acontecimientos, pues ahora hay quienes aseguran que el mural de Frida Larios en el Parque Arqueológico Joya de Cerén, en San Juan Opico, es una especie de profanación al espíritu de los ancestros. Muchos no pensamos igual, y consideramos que el mural le ha otorgado un nuevo brillo a ese extraordinario lugar.

Como en El Salvador no se ha dado un debate constructivo sobre los usos sociales del patrimonio, prevalece la idea de que la valoración del pasado es una atribución exclusiva de los historiadores, arqueólogos y restauradores. Pero no hay que olvidar que también los artistas tienen un papel central en esa tarea. Para el caso, el diseño, en sus múltiples ramas, es decisivo para que más gente aprecie y preserve su herencia patrimonial; como dice García Canclini: para que “el pasado tenga porvenir”.

El mural ofrece una versión de la destrucción del antiguo asentamiento de Joya de Cerén, ocurrida en el siglo VII de nuestra era, con una iconografía sustentada en la gráfica de los artesanos de la antigua aldea. La puesta en valor de Joya de Cerén, Patrimonio de la Humanidad, pasa, entre otras cosas, por la necesidad de que el relato del historiador y el del arqueólogo se intersecten y combinen con el del artista.

El Salvador posee un rico patrimonio cultural que sigue estando infravalorado y escasamente explotado. En parte, porque el asunto ha sido encarado con una estrategia conservacionista. La política cultural tiene un enorme desafío para vincularlo con otras redes conceptuales, como el turismo, la comunicación masiva, el entretenimiento, y también con el contexto social de desigualdad y pobreza que le sirve de marco. Esto nos abrirá a las posibilidades que ofrecen los nuevos lenguajes, incluido el del arte, para que el pasado nos importe, para que se vuelva actual.

Una muestra de la reciente producción de Frida Larios se exhibe en estos momentos en el museo Dongdaemun Design Plaza & Park (DDP), de Seúl, junto al de otros 14 diseñadores internacionales.

Una muestra de la reciente producción de Frida Larios se exhibe en estos momentos en el museo Dongdaemun Design Plaza & Park (DDP), de Seúl, junto al de otros 14 diseñadores internacionales.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s